¿Te alejas de la palta o de las aceitunas para cuidar/bajar de peso? 

Aprendamos juntas con este blogpost, para que no tengas que dejar de comer esas grasitas saludables tan ricas!

Así que vamos directo a las 3 razones, no esperemos más:

LA GRASA COMO EL ENEMIGO ES UN GRAN MITO:

La revista TIME ya lo publicó en Junio del 2014:

“COME MANTEQUILLA. Los científicos etiquetaron a la grasa como el enemigo. Porqué estaban equivocados”

Por décadas, demonizaron las grasas saturadas, culpándolas de muchas de nuestras enfermedades, y fue desde entonces que la industria alimenticia nos repletó de productos “light”, “bajos en grasa” ,“0% grasa”. Sobre todo para supuestamente disminuir el colesterol.

Pero en el 2014, hace más de 6 años, que se descubrió que esto fue un error. La ciencia reveló que las grasas saturadas no dañaban tu salud. ¿Porqué no se comunicó esto con la misma fuerza? ¿Es acaso que la industria alimenticia ya tenía todos sus productos en el mercado y no les convendría sacarlos? ¿Qué es?

Para mí, el conocimiento es poder. En este caso, el poder de tu salud, tu poder de sanar. Creo en que somos humanos y se pueden cometer errores, pero el valor se encuentra en poder remediarlos lo antes posible. Siento una deuda de parte de los organismos de salud, de comunicar mejor a la comunidad este tipo de actualizaciones.

Porque el problema es que aún muchas personas consideran que las grasas saturadas son sus enemigas y las alejan (incluso con dolor) de su dieta… se abstienen de una rica palta hass o de un puñado de aceitunas… ¡Pero ya no es necesario! porque el problema no está ahí.

Ya no sólo se sabe que no nos enferman, si no que es un macronutriente que tu cuerpo sí necesita, de manera básica, para tener un buen funcionamiento. Así como el consumo de proteínas. También como lo es el consumo de agua. Tan importante como dormir.

LAS NECESITAS PARA UN BUEN FUNCIONAMIENTO:

Quitar las grasas saturadas de tu alimentación, es como quitar el aceite del auto. Probablemente funcione por un tiempo, pero al poco andar colapsará. Y yo quiero que goces de una salud poderosa, para que logres todo lo que quieras en esta vida, sin que la salud se interponga en tu camino.

Algunas de las grandes funciones que realiza la grasa en tu cuerpo son las siguientes:

  • Te entregan energía
  • Ayudan a absorber las vitaminas A, D, E y K
  • Regulan la inflamación y la inmunidad

Por supuesto, consumidas en un balance. Asesórate por un experto antes de lanzarte a una “piscina” de grasa saturada, porque por más saludable que sea algún alimento, en exceso no te hará bien.

EN LA MEDIDA QUE COMES GRASA SALUDABLE DE MANERA BALANCEADA, TE SIENTES MÁS SATISFECHA Y EN CONTROL DE TU HAMBRE:

Este beneficio es fabuloso, sobre todo para cuando quieres mejorar tus hábitos alimenticios y/o tienes ansiedad por la comida. Cuando comes grasa, además de entregarte energía y satisfacción (la grasa siempre se siente maravillosa al paladar), te mantiene con una sensación de estar satisfecha por un periodo más largo de tiempo que el que se puede obtener con los carbohidratos, pues se digieren más lentamente.

E IMAGINO QUE TE ESTARÁS PREGUNTANDO… CUÁLES GRASAS SATURADAS?

En español por favor! estarás pensando… jeje

De las grasas que más te recomiendo incorporar a tu alimentación, en balance, son las siguientes:

  • Aceitunas
  • Palta
  • Chía
  • Aceite de oliva
  • Aceite de coco
  • Todos los frutos secos (excepto el maní, porque es una legumbre)

Bueno, ya lo sabes, ahora incorporar este nuevo conocimiento depende de ti! Espero que esta información sea de utilidad para tu vida y que puedas poco a poco incorporar el consumo de estas grasas saludables.

Y sobre todo…

¡A disfrutarlas sin culpa!

  1. Monica says:

    Excelente información, lo tendré muy presente en mi alimentación diaria.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *